10 % OFF X TRANSFERENCIA / 3 y 6 CUOTAS SIN INTERES / ENVÌO S GRATIS A TODO EL PAÍS A PARTIR DE $27,200

CUIDADOS PARA PRODUCTOS DE CUERO

El cuero es un material noble que imprime identidad a cada producto y se destaca por su durabilidad y atemporalidad.  Cada pieza la seleccionamos para garantizar su calidad y procedencia; valorando la textura, marcas y rayones que hacen que cada artículo cuente con su toque único.  

Sigue estos cuidados para que tu producto te acompañe toda la vida: 

 

  • Guarda tu producto en un lugar seco, preferiblemente dentro de una bolsa de algodón para evitar que le caiga polvo.
  • No lo dejes cerca de la calefacción ni al sol directo.
  • Para limpiar el cuero, deberás usar una fina gamuza o paño preferiblemente de microfibra, preferiblemente en seco. 
  • En caso de que se te ralle, utiliza crema de manos en el lugar para borrar la marca. 
  • Si se te moja, déjalo secar en  un lugar aireado para evitar la humedad. 
  • En caso de que te caiga algún líquido que manche sobre el cuero, deberás secarlo con papel absorbente o un paño seco para que no quede marca.
  • Los cueros semi engrasados vuelven a recuperar su grasa cuando les pasas un paño seco, si lo ves muy seco puedes pasarle un poco de crema de manos. 
  • El roce directo y prolongado con alguna supercie que destiña (algunos jeans) puede teñir el cuero.  

 

Tené en cuenta que el cuero, al ser un material noble, con el tiempo se puede ir tornando más suave y puede tomar diferentes tonalidades, eso es lo que lo hace ser una pieza única y durable en el tiempo.  

           
     
 
 

CUIDADOS PARA PIEZAS TEJIDAS 

 

Trabajamos con lana de llama y oveja, apostando por la calidad, durabilidad y sustentabilidad de cada uno de nuestros productos. Cada pieza revaloriza el arte del trabajo con las manos, así como las técnicas y procesos artesanales. 

 Cuidados a tener en cuenta para que cuides tus piezas tejidas: .  

  • En caso de que se suelte una hebra, solo basta tener una aguja para pasarla hacia el otro lado. ¡Recordá nunca cortar las hebras!
  • La debes lavar a mano, con agua fría y utilizando jabón neutro. Para que la prenda escurra el exceso de agua debes colocar una toalla en una superficie plana, luego estirar la prenda sobre ella, finalmente hacer un rollo con la toalla y la prenda. Finalmente, la debes secar extendida en horizontal (y a la sombra), para evitar cualquier deformación del tejido.